ENTREVISTA LABORAL

La entrevista es la fase clave del proceso de selección y también el más antiguo. Hay que tener en cuenta que la carta de presentación o solicitud ha servido para definirse, ahora la entrevista es para conocerte, intentando conseguir así informaciones que le ayuden al entrevistador a formarse un juicio del candidato y su capacidad para ocupar el puesto al que opta, y al mismo tiempo que el candidato pretenda conocer detalles acerca de su futuro trabajo.       Ten en cuenta que: se busca un perfil determinado, quieren conocerte para ver si encajas en ese perfil, no buscan al mejor, sino al más adecuado. Nunca hay que rebatir las preguntas sino dar soluciones.

1.- QUE SE DEBE LLEVAR

  • 2 ó 3 copias de tu currículo.
  • 1 copia de tu carta de presentación.
  • 1 copia de la oferta de empleo.
  • Una libreta para anotar.
  • Un bolígrafo.
  • Copia de los certificados de los cursos que hayas hecho y que sean relevantes para ese empleo. Fotocopia de títulos y artículos publicados o trabajos realizados
  • Copia de cartas de recomendación.
  • Un par de fotos tamaño carnet.
  • DNI.
2.- ANTES DE LA ENTREVISTA
  • Selección cuidadosa de la organización/empresa a la que nos presentamos
  • Informarse bien sobre la empresa: sector y actividad de la empresa, artículos, número de plantilla, políticas de empresa, directivos, implantación nacional, volumen de negocio, publicidad...
  • Se debe saber el lugar de la entrevista y la hora. Hay que ser puntual, ni demasiado pronto ni tarde. Con una antelación de 10 minutos está muy bien. Si tuviéramos por algún motivo retraso, tenemos que telefonear a la empresa y comunicárselo.
  • Hay que tener claro lo que puedes aportar a la empresa, si realmente estás capacitado para este puesto, si es este puesto el que estás buscando...
  • Averiguar el nombre de la persona que nos va a recibir.
  • Podemos contar con algunos rechazos, pero "más vale haberlo intentado".
  • Si nos remiten a otro lugar, mostrar agradecimiento por el tiempo empleado.
  • Intentar recoger información sobre salarios de la empresa y compararlos con los de otras.
  • Averiguar cuando se está pagando en el mismo puesto o en otros similares.
  • Informarse del salario según convenio y de las posibles modalidades de contratación.

3.- DURANTE LA ENTREVISTA

  • En función del tipo de trabajo ir más o menos formalmente vestido, pero siempre correctamente.
  • No fumar (ni en la espera ni en la entrevista) aunque inviten a ello.
  • Comportamiento verbal (qué decir y cómo)
  • No se debe tutear al entrevistador a no ser que él lo pida expresamente
  • Saludar, por su nombre, verbalmente, al entrevistador, dar la mano con tranquilidad y sonreír, con un apretón enérgico.
  • No sentarse hasta que no lo indiquen. Sentarse derechos pero no como estatuas.
  • No apoyar los codos en la mesa
  • No mostrarse impaciente, dejar que el entrevistador marque las normas.
  • Hablar lo justo. Contestar a las preguntas con corrección
  • No distraerse, mirar a los ojos.
  • No hacer excesivos gestos ni mostrar nerviosismo.
  • No utilizar jergas. No suponer nunca que el entrevistador es un amigo. Tener presente siempre que es un profesional con un objeto: seleccionar al candidato más adecuado.
  • Utilizar un tono agradable de voz, ni bajo, ni alto.
  • Dejar claro el interés por el puesto.
  • Procurar no caer en contradicciones: decir la verdad
  • Estudiar el curriculum antes de acudir a la entrevista.
  • Cuando se hable de la familia o de la vida social procurar dar una imagen satisfactoria. No entrar en detalles.
  • No preguntar el motivo de las preguntas que se hacen.
  • No criticar a nadie, especialmente a sus anteriores jefes.
  • No dar la sensación de que se va "suplicando" el trabajo, en su lugar expresar interés por el mismo.
  • No hablar mucho para alargar la entrevista, eso no te favorecerá.
  • Acudir a la entrevista sabiendo cual es el salario mínimo y máximo en ese puesto de trabajo. Si la pregunta les coge de improviso contestar que se desea cobrar de acuerdo al convenio.
  • Si tienen que mencionar cifras situarse en un término medio entre el salario máximo y mínimo para la categoría del puesto ofertado.
  • No aceptar un sueldo por debajo del mínimo interprofesional.
  • No pecar de ambicioso pero tampoco de falsa modestia: el candidato conoce mejor que nadie sus posibilidades.
  • Si desean hacer alguna pregunta sobre el salario, dejarla para el final de la entrevista.
  • No tomar alcohol antes de la entrevista.
  • No irse sin saber los datos de la próxima etapa del proceso de selección.

4.- DESPUÉS DE LA ENTREVISTA

  • Memorizar el nombre, apellidos y cargo de la persona que nos ha entrevistado.
  • Informarnos cuanto tiempo van a estar con la preselección, si tienen intenciones de volver a hacer más entrevista, etc...
  • Haz tus propias conclusiones, evalúa la entrevista, que es lo que podrías haber evitado, añadido, que tienes que mejorar...
  • Pasado un tiempo y no tienes noticias de la empresa, llama y pregunta. Infórmate de cómo está el proceso de selección, si ya tienen el puesto vacante...

5.- SE VALORA POSITIVAMENTE:

  • Ser desenvuelto.
  • Ser tolerante al exceso de trabajo.
  • Ser agradable, simpático, locuaz.
  • Ser tolerante a la tensión.
  • La capacidad de organización planificación.
  • La capacidad de resolver problemas y situaciones.
  • Tener iniciativa.
  • No ser excesivamente agresivo.
  • Ser capaz de arriesgarse un poco.
  • Tener confianza en sí mismo.
  • Capacidad de adaptación.
  • Mostrar interés por el empleo.
6.- SE VALORA NEGATIVAMENTE:
  • Ser pasivo indiferente.
  • Tener una preparación muy por encima o por debajo del nivel que se exige.
  • No saber estar.
  • Ser torpe, prestar poca atención.
  • Ser problemático, conflictivo.
  • Tener una apariencia descuidada.
  • Tener aires de arrogancia o excesiva confianza.
  • Presentar nerviosismo, ansiedad, evadirse.
  • No mirar al interlocutor.
  • Estar a la defensiva.
  • Interesarse más por el sueldo que por el trabajo.